Buscar
  • María Gómez

¿Quieres iluminarte?

Actualizado: abr 19

La iluminación es una técnica que aprendí hace algo más de tres años con Jordi, con el que actualmente sigo en la rueda chamánica, aprendiendo día a día.

Conocí esta técnica en un momento de mi vida en el que me sentía en profunda depresión, sin ganas de nada, sin poder parar de llorar, sin levantar cabeza.

Sin embargo, sentía un gran deseo de desprenderme de este sentimiento devastador pero no sabía como salir de eso, pues aún siendo maestra en Reiki y llevando tantos años practicando yoga y aún teniendo tantos recursos para la autosanación, esta vez la situación se me fue de las manos, así que necesitaba ayuda extra.


Encontré a Jordi en un festival de yoga al que suelo ir cada verano y en ese momento se me abrió el cielo.

Jordi me iluminó con la técnica y en unos 20 minutos la depresión desapareció.

Recuerdo perfectamente que después de la sesión él me preguntó: ¿Puedes recordar alguno de los motivos por los que estabas triste? Y a mi me dio un ataque de risa porque era incapaz de conectar con ese sentimiento, ya no recordaba porqué no podía parar de llorar minutos antes.

Así de potente es la técnica, pues el chamán te acompaña y te ayuda en todo el proceso pero la sanación siempre es autosanación. De ahí la importancia de las ganas que tengas de sanar.

Después de ese momento le juré a Jordi que yo aprendería esa técnica para poder ayudar a personas que estuvieran en una situación parecida, y a día de hoy me siento muy orgullosa de poder estar escribiendo este artículo y estar aquí, disponible para ti.


¿En qué consiste la técnica de la iluminación?


La técnica consiste en borrar de tu campo áurico el sentimiento de miedo, rabia o tristeza. Sí si, lo borramos.

Antes de seguir te quiero explicar la diferencia entre emoción y sentimiento.


Diferenciamos la emoción del sentimiento para que entiendas que una tiene sentido y la otra no. La emoción es algo natural que surge de tus tripas y que te mantiene vivo, el miedo te advierte del peligro, la tristeza resulta creativa y la rabia te ayuda a poner límites, eso no lo vamos a borrar pues es algo necesario e implícito en la condición humana. Pero la emoción NO causa sufrimiento, te sirve en un momento determinado y una vez ha sucedido el acontecimiento tú vuelves a tu estado natural de paz y armonía. No pasa lo mismo con los sentimientos.

Un sentimiento es una emoción racionalizada. Es cuando tú le has dado forma y vida propia al miedo, a la rabia o a la tristeza con tus pensamientos. Cuando entras en un bucle del cuál ya no puedes salir, cuando te obsesionas y ves fantasmas donde no los hay, cuando te bloqueas y te paralizas. Ahí es donde nace el sufrimiento, de tus propios pensamientos asociados al miedo, rabia o tristeza, la mayoría de lo que te bloquea ni siquiera es real, pero has generado tal energía tóxica que te está incomodando y te está paralizando en tu día a día causando sufrimiento que acabará degenerando en enfermedad. Eso, lo podemos borrar. Lo puedes borrar si así lo eliges.


Durante la sesión


En la sesión el paciente está tumbado en el suelo con la intención de devolver esa energía a la tierra porque ya no la quiere, el chamán te guía en todo el proceso, te va indicando los pasos que tienes que seguir para conseguirlo, y vas a eliminar la cantidad de sentimiento que estés preparad@ para soltar mediante el soplido. Vas a soplar a un ritmo de respiración de fuego con la intención de devolver la energía a la tierra.

Mientras tú soplas el chamán va rompiendo bloqueos energéticos de tu campo áurico, realiza una limpieza y si es necesario una extracción (lo explico en otro artículo) hasta que paras de soplar y ya hemos eliminado lo sobrante.

Entonces el chamán te guía en una visualización de un gran felino que acabará con el sentimiento que haya quedado en tu cuerpo físico creando enfermedad.

Después de eliminar lo tóxico entonces llega el momento de la iluminación, el chamán te guía en una visualización de un lago de aguas cristalinas y te invita a darte un baño energético mientras te inyecta energía de wiraqocha cantando una canción en quechua diseñada para esa técnica. Este momento es muy dulce y muy placentero. También es en este momento en el que puedes recibir algún mensaje de tu alma o de tus guías, todo depende de la persona y de la sesión. Ahí te quedas relajad@ hasta que sientes que el proceso ha terminado y suavemente vas saliendo de ese estado de relajación profunda.

Y así de simple, una vez ha finalizado el proceso te aseguro que ya no eres la misma persona. Te has quitado una capa de energía tóxica limitante y ahora te sientes más ligero, puede que algo confuso, pero más feliz.


Así que si sientes que estás en un momento de tu vida en el que no está pudiendo lidiar con el miedo, la rabia o la tristeza y necesitas un empujón, una ayuda extra, te recomiendo que pruebes esta técnica.


Si tienes dudas o quieres hablar conmigo de tu proceso puedes contactarme aquí, estaré encantada de compartir contigo.








285 vistas3 comentarios
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now